El Almendrón «La Máquina del Tiempo»

Cuando lleguas a La Habana te parece que está detenida en el tiempo cuando combinas la arquitectura con los autos que aún circulan por sus calles.

motor.elpais

Miles de autos que deberían estar en museos, hoy se mueven y transportan una gran parte de la población cubana. Estamos hablando de autos de los años 50 en su mayoría de marcas estadounidenses entre las cuales podemos encontrar Plymouth, Ford, Chevrolet, Oldsmobile, Dodge, Buick, Chrysler, Pontiac, Cadillacs y muchas otras.En cuba se las ingenian para mantener en funcionamiento estas joyas de la historia. Un gran número de estos autos ya no cuentan con su motor original sino que tienen motores más modernos en su interior como Hyundai, Toyota o Peugeot de los años 2000. En el caso de otras piezas por ejemplo, las juntas y los calzos de goma que no se consiguen en las tiendas, se fabrican de forma artesanal reciclando neumáticos de tractores y ruedas macizas de otros vehículos de carga que encuentra en basureros.A estos autos que parecen detenidos en el tiempo les llaman almendrones y no se sabe exactamente porque. Unos dicen que porque algunos tienen forma de almendra, otros porque estos carros cambian mucho su apariencia y color desde su estado original como el árbol del almendro y otros por la dureza de la corteza de sus frutos. Tal vez tiene un poco de todo esto, porque es verdad que los almendrones son muy duros y tienen alta resistencia a los golpes y accidentes.Los conductores de estos autos que operan como taxis se les conoce por el nombre de Boteros. Los Almendrones y los boteros circulan por las calles de Cuba en números de miles y constituyen un atractivo para el turismo nacional e internacional y un tesoro invaluable de Cuba.Los almendrones ya forman parte del patrimonio histórico y cultural del país y para muchos de sus dueños, es la vía de generar la mayor parte de sus ingresos. Almendrón en calle Línea La HabanaComo Taxi rutero circulan en rutas fijas desde un punto a otro de la capital cubana. Los clientes comparten espacio dentro del vehículo y deciden donde dejar de utilizar el servicio dentro de esa ruta. También se puede ajustar un precio con el botero por un viaje no convencional o fuera del circuito que tenga previsto el almendrón. Hoy estos autos se cotizan entre 9000 y 35 000 dólares aunque algunos por su estado de conservación y belleza pueden costar mucho más.No es menos cierto que estos autos son una prueba de la tenacidad y la perseverancia de las personas, para mantener en funcionamiento estos autos durante más de 50 años. Sin exagerar ya hay algunos que tienen 90 o 100 años de fabricación. Influye el hecho de que obtener un auto moderno para servicio de taxi, no es una tarea para nada económica y reparar un auto viejo comprado en 5000 u 8000 dólares, o que sea del legado familiar es más realizable aunque más lento.Cualquiera sea la razón en la mayoría de los casos estos autos ya estuvieran destruídos o convertidos en chatarra, pero en Cuba le han sabido dar uso a estas reliquias del pasado automovilístico. 

2 opiniones en “El Almendrón «La Máquina del Tiempo»”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *