Blog

El Almendrón “La Máquina del Tiempo”

Cuando lleguas a La Habana te parece que está detenida en el tiempo cuando combinas la arquitectura con los autos que aún circulan por sus calles.

motor.elpais

Miles de autos que deberían estar en museos, hoy se mueven y transportan una gran parte de la población cubana. Estamos hablando de autos de los años 50 en su mayoría de marcas estadounidenses entre las cuales podemos encontrar Plymouth, Ford, Chevrolet, Oldsmobile, Dodge, Buick, Chrysler, Pontiac, Cadillacs y muchas otras.En cuba se las ingenian para mantener en funcionamiento estas joyas de la historia. Un gran número de estos autos ya no cuentan con su motor original sino que tienen motores más modernos en su interior como Hyundai, Toyota o Peugeot de los años 2000. En el caso de otras piezas por ejemplo, las juntas y los calzos de goma que no se consiguen en las tiendas, se fabrican de forma artesanal reciclando neumáticos de tractores y ruedas macizas de otros vehículos de carga que encuentra en basureros.A estos autos que parecen detenidos en el tiempo les llaman almendrones y no se sabe exactamente porque. Unos dicen que porque algunos tienen forma de almendra, otros porque estos carros cambian mucho su apariencia y color desde su estado original como el árbol del almendro y otros por la dureza de la corteza de sus frutos. Tal vez tiene un poco de todo esto, porque es verdad que los almendrones son muy duros y tienen alta resistencia a los golpes y accidentes.Los conductores de estos autos que operan como taxis se les conoce por el nombre de Boteros. Los Almendrones y los boteros circulan por las calles de Cuba en números de miles y constituyen un atractivo para el turismo nacional e internacional y un tesoro invaluable de Cuba.Los almendrones ya forman parte del patrimonio histórico y cultural del país y para muchos de sus dueños, es la vía de generar la mayor parte de sus ingresos. Almendrón en calle Línea La HabanaComo Taxi rutero circulan en rutas fijas desde un punto a otro de la capital cubana. Los clientes comparten espacio dentro del vehículo y deciden donde dejar de utilizar el servicio dentro de esa ruta. También se puede ajustar un precio con el botero por un viaje no convencional o fuera del circuito que tenga previsto el almendrón. Hoy estos autos se cotizan entre 9000 y 35 000 dólares aunque algunos por su estado de conservación y belleza pueden costar mucho más.No es menos cierto que estos autos son una prueba de la tenacidad y la perseverancia de las personas, para mantener en funcionamiento estos autos durante más de 50 años. Sin exagerar ya hay algunos que tienen 90 o 100 años de fabricación. Influye el hecho de que obtener un auto moderno para servicio de taxi, no es una tarea para nada económica y reparar un auto viejo comprado en 5000 u 8000 dólares, o que sea del legado familiar es más realizable aunque más lento.Cualquiera sea la razón en la mayoría de los casos estos autos ya estuvieran destruídos o convertidos en chatarra, pero en Cuba le han sabido dar uso a estas reliquias del pasado automovilístico. 

5 Calles de La Habana que nadie llama por su nombre

Te presento algunas calles de La Habana que nadie llama por su nombre. Tal vez encuentres la dirección de alguna casa y alguien no te pueda ayudar a ubicarla y es porque no es conocida popularmente así.

La calle Galiano tiene su nombre en honor a Don Martín Galiano, Ministro del Interior del gobierno de Miguel Tacón (1834-1838). Allí se encuentra el Teatro América. Fue una de las principales calles comerciales de La Habana. Desde 1917 la nombraron Avenida Italia, pero nadie la llama así. Siempre será Galiano.

Imagen relacionada

La calle Monte una de las más transitadas de La Habana porque une La Habana Vieja con La Calzada de Infanta. El nombre oficial es Máximo Gómez pero seguirá siendo para todos la calle que tira pal Monte.

El Paseo del Prado, construido en 1772 tuvo varios nombres Alameda de extramuros o Isabel II hasta que en 1902 se le nombró Paseo Martí. Pero en La Habana se le conoce por “Prado

Resultado de imagen para paseo del prado la habana

La Avenida Carlos III al inicio se llamó Paseo Tacón, luego Carlos III en honor al Rey de España y finalmente Salvador Allende desde 1973. Pero hoy todos la conocemos por Carlos Tercero.

Imagen relacionada

A la Calle Reina (1844) nadie la llama Simón Bolívar (1918). En ella se encuentra la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús y conecta la calle Carlos III con el centro de La Habana Vieja y el Parque de La India.

Ya sabes: cuando quieras ubicar una dirección en La Habana ten en cuenta que las calles puede que se conozcan por otros nombres. A Belascoaín nadie le dice Padre Varela, a Manglar nadie le dice Avenida Arroyo y así pudiéramos seguir con otras muchas calles de la capital de Cuba.  

 

 

Algunos regalos que puedes llevarte a casa

Cuando visites La Habana, te llevaras muchos recuerdos hermosos de tu estancia. Muchas fotos y momentos inolvidables que te gustará compartir con tus amigos y amigas. También te gustará llevar algún regalo a la familia o a los más allegados.

En La Habana hay varios lugares para comprar souvenirs, artesanías y presentes. La Feria de artesanos de 23 y M, la Feria de Artesanía en los antiguos Almacenes de San José en la Avenida del Puerto, el fondo cubano de bienes culturales y otros.

Galería de venta de artesanos en La Habana

Si quieres llevar bebidas alcohólicas, lo más conocido es el Ron Havana Club en cualquiera de sus versiones, aunque los más cotizados son el añejo especial y el añejo reserva. No por ser el más conocido significa que sea el que más gusta. También son muy deliciosos otros como el Ron Santiago y el querido Ron Legendario.

También puedes decidirte por el café cubano que es muy rico. Recomiendo el café Serrano. 

En las tiendas Artex, varios objetos de uso diario decoradas con obras del arte cubano contemporáneo. Cortinas de baño, búcaros, juegos de tazas para el té o café, todo tipo de vajillas, con las pinturas y bocetos de Zaida del Río, Ernesto García Peña, Roberto Fabelo y otros grandes artistas plásticos de la isla.

Imagen relacionada

Otras ideas para regalar: Un disco de los Van Van, una virgencita del cobre, un sombrero de guano, una guayabera (camisa de mangas largas muy fresca y de uso masculino mayormente) y muchas cosas más que puedes obtener en las ferias de artesanías que antes mencioné. 

Estas son algunas ideas para empezar, después ya depende de la creatividad y de las experiencias que vivan en La Habana.